Risotto de Alcachofas

  • Risotto

    Risotto

  • Risotto de Gambas

    Risotto de Gambas

  • Risotto de Champiñones

    Risotto de Champiñones

  • Risotto de Pollo

    Risotto de Pollo

  • Risotto de Salmón

    Risotto de Salmón

  • "Risotto de Alcachofas"

    Risotto de AlcachofasEsta es una estupenda receta para preparar en casa un rico y nutritivo risotto de alcachofas. A continuación te detallamos paso a paso todo el proceso de preparación del mismo, para que no te resulte complicado de hacer y obtengas el mejor resultado.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.6/5
    • 106 votos

    Receta de Risotto de Alcachofas

    Os traemos ahora una receta con la que preparar un exquisito risotto de alcachofas. A continuación podrás leer todo el proceso y la lista completa de ingredientes para que te animes a hacerla en casa.




    Ingredientes de Risotto de Alcachofas:

    - 500 gramos de arroz
    - 100 gramos de mantequilla
    - 100 gramos de queso parmesano rallado
    - 12 corazones de alcachofa
    - Litro y medio de caldo de pollo
    - 200 ml de vino blanco
    - Una cebolla grande
    - Aceite de oliva virgen
    - Perejil
    - Pimienta negra molida
    - Sal





    Preparación de Risotto de Alcachofas:

    Si te gustan las alcachofas, seguro que esta receta se convierte en una de tus preferidas a la hora de preparar un risotto, ya que además de ser una receta muy rica y saludable, es sencilla de preparar y se necesitan pocos ingredientes para hacerla. Vamos con las indicaciones para que te animes a hacerla en casa, sobre todo si nunca antes la has probado.

    A la hora de hacerla comienza lavando los corazones de alcachofa, que puedes comprar frescos y sacarlos previamente, o bien emplear corazones enlatados, que ya vienen listos para cocinar. Después pela y corta en trozos pequeños la cebolla, para que quede bien picada, o bien puedes usar un rallador y rallarla en trocitos. Y al acabar pon en una cacerola a calentar a fuego lento el caldo de pollo, ya sea un caldo comprado o un caldo casero que ya tuvieras listo previamente. Con esto ya tenemos preparados todos los ingredientes, así que empezamos a hacer ya nuestro risotto de alcachofas.

    En una sartén caliente echamos un poco de la mantequilla y un poco de aceite de oliva virgen extra, y cuando la primera se derrita y la mezcla esté caliente, echamos las alcachofas y las vamos a dorar un poco durante unos 3 o 4 minutos, a fuego medio, para que no se nos quemen ni se cocinen demasiado. Cuando estén tiernecitas, las sacamos y reservamos para utilizarlas más adelante. Por otro lado ponemos otra sartén a calentar con un poco de aceite de oliva y rehogamos en la misma la cebolla picada, con un poco de sal gruesa por encima. Cuando esté un poco pochada y adquiera un color doradito, incorporamos el arroz en la sartén y lo salteamos durante un par de minutos al menos, removiendo para que no se pegue. Después vertemos el vino y dejamos que el alcohol se reduzca a fuego medio, no más de dos o tres minutos

    Una vez que el vino se haya evaporado, vamos a echar un par de cazos de caldo y vamos removiendo hasta que el arroz lo absorba, pero dejando la intensidad a potencia media-suave, para que el arroz se haga poco a poco. Cuando veamos que queda poco caldo, volvemos a agregar más cantidad, y de nuevo esperamos a que quede casi consumido del todo, para repetir de nuevo los pasos anteriores, hasta que el arroz quede bien tierno del todo. A la mitad de ese tiempo más o menos, incorporamos las alcachofas que habíamos reservado previamente, para que acaben de cocinarse.

    Una vez acabemos de añadir el caldo y el arroz esté por fin en su punto, blando y con aspecto cremoso, apartamos la sartén del fuego y echamos el resto de mantequilla que nos sobró de antes, y también el queso parmesano rallado, removemos para que se mezclen bien con el arroz y al fundirse ambos ingredientes se forme una mezcla cremosa, que es el aspecto que debe tomar siempre el risotto. En ese punto ya sólo nos queda emplatar de forma individual y servir este estupendo risotto de alcachofas, que hay que tomar bien caliente. Seguro que os encanta el plato y resulta un éxito entre tus comensales.





    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado