Risotto de Champiñones

  • Receta de Risotto

  • Risotto de Gambas

  • Risotto de Champiñones

  • Risotto de Pollo

  • Risotto de Salmón



  • "Risotto de Champiñones"

    Receta de Risotto de Champiñones





    El risotto de champiñones es uno de los tipos de risotto que más gustan, por su extraordinario sabor y por la poca dificultad que supone su preparación. En casa es de los que más preparamos.

    Ingredientes:

    - Arroz, 300 gramos
    - Champiñones laminados, 250 gramos
    - Tres dientes de ajo
    - Una cebolla grande
    - Caldo de pollo, un litro
    - Vino blanco, 250 ml
    - Queso parmesano o similar, 75 gramos
    - Sal
    - Pimienta
    - Aceite de oliva


    Preparación:

    Antes de ponernos con la receta, vamos a hacer unos preparativos previos para que después nos sea más cómodo preparar este rico risotto de champiñones. Lava los champiñones y lamínalos si no lo están. Puedes usar frescos o de lata, nosotros usamos frescos porque son mucho más sabrosos. Pela y pica los ajos y haz lo mismo con la cebolla, o si prefieres rállala. Y vamos ya con la preparación de la receta.

    Vamos a coger una sartén y echamos aceite de oliva y ponemos a calentar, cuando esté bien caliente añadimos los ajos laminados y la cebolla picada o rallada. Vamos a dejar que se vayan dorando un poco. Mientras ponemos un cazo con el caldo de pollo a calentar también. Puedes hacerlo casero o emplear uno ya preparado, como prefieras. Cuando la cebolla y el ajo comiencen a dorarse, vamos a agregar los champiñones laminados y lavados, para que se vayan haciendo poco a poco. Añadimos un poco de sal y pimienta al gusto de cada uno.

    Pasados unos minutos, sin que se nos quemen los ingredientes que están en la sartén, vamos a echar el arroz en la misma, y dejaremos que vaya cociéndose durante 3 o 4 minutos, sin dejar de remover, para evitar que se pegue. A continuación agregaremos el vino blanco, removemos bien el arroz y dejamos que se consuma poco a poco, lo que llevará unos minutos.





    Cuando se haya consumido, comenzaremos a añadir el caldo de pollo, que debe estar caliente, para no romper la cocción del arroz. Lo vamos a añadir poco a poco y no de golpe, echando un par de cazos a la vez. Debemos esperar que se consuma lentamente, a fuego lento-medio, para que el arroz lo absorba, y cuando eso ocurra, añadiremos otros dos cacitos más, y así hasta que se agote el caldo de pollo.

    Por último, antes de apartar nuestro risotto de champiñones, vamos a rallar el queso parmesano por encima, moviendo bien para que se mezcle con el arroz. Verás que tiene una textura cremosa, que es la que debe tener esta receta. Ya solo queda apartar y comer inmediatamente, sin esperar demasiado. Esperamos que os guste el resultado final.