Risotto de Gambas

  • Receta de Risotto

  • Risotto de Gambas

  • Risotto de Champiñones

  • Risotto de Pollo

  • Risotto de Salmón



  • "Risotto de Gambas"

    Receta de Risotto de Gambas





    Este risotto de gambas es de los más sabrosos que podrás preparar, ya que el sabor de las gambas junto al caldo de pescado hará que disfrutes de una receta cremosa y muy sabrosa.

    Ingredientes:

    - Arroz, 325 gramos
    - Gambas, 1/4 kilo al menos
    - Medio vaso de vino blanco
    - Una cebolla, de tamaño mediano
    - Caldo de pescado, un litro
    - Mantequilla, 75 gramos
    - Queso parmesano, misma cantidad
    - Sal
    - Aceite de oliva


    Preparación:

    Comenzaremos a preparar los ingredientes que vamos a emplear en este estupendo risotto, pelando las gambas, quitándoles la cabeza y las cáscaras. Por otro lado vamos a pelar y picar finamente la cebolla. Y ahora vamos ya a preparar la receta de risotto de gambas. Y en un cazo aparte de donde haremos el risotto, vamos a poner a calentar el caldo de pescado.

    Vamos a poner una sartén con aceite de oliva a calentar a fuego medio, y cuando este caliente pocharemos la cebolla picada hasta que esté dorada. En ese momento vamos a añadir las gambas que pelamos anteriormente. La dejaremos un par de minutos para que se frían un poco por todos lados.

    Después echaremos el arroz para que se cocine un poco. Recuerda que debes emplear arroz especial de risotto si tienes, o bien arroz de grano corto o redondo, que es el adecuado para hacer risotto, pero no uses nunca arroz de ese que no se pasa, porque el resultado final será muy distinto del que debería.





    Tras cocer el arroz un poco sin dejar de remover, vamos a agregar el medio vaso de vino blanco y removeremos bien hasta que se consuma. El arroz irá absorbiendo todo el sabor de los ingredientes que tenemos en la sartén al mismo tiempo. Cuando el vino se haya consumido, vamos a poner a fuego lento-medio y echaremos el caldo de pescado, que debe estar caliente, para que no hacer que la cocción del arroz se frene. No lo agregamos todo de golpe, sino un par de cazos más o menos y dejamos consumir, y después añadimos otros dos, así hasta acabarlo. Si necesitas más caldo porque el arroz aun esté duro, añade lo justo y espera que se consuma.

    Cuando el arroz haya absorbido todo el caldo, corrige el punto de sal, añade la mantequilla y el queso parmesano, removiendo después para que se mezclen bien. Debe quedar un arroz bien cremoso. Aparta sin esperar demasiado tiempo, ya que el risotto se debe consumir recién hecho. Que disfrutéis de esta estupenda receta.